Cuando hablamos de los crímenes más graves de trascendencia internacional, de inmediato se nos vienen a la cabeza actos criminales como el genocidio o los crímenes de guerra. La mayoría de Estados suelen tener tipificados estos delitos, como es el caso de España, que recoge el genocidio en el artículo 607 del Código Penal o los crímenes de lesa humanidad en su artículo 607 bis del Código Penal.

Sin embargo, existen situaciones en las que estos crímenes no son enjuiciados, o por la imposibilidad material del Estado que tendría competencia, o por la inactividad del mismo. Para estos casos existe la Corte Penal Internacional, siendo un tribunal permanente cuyo objetivo es frenar la impunidad de los crímenes más graves.

La Corte Penal Internacional nace del Estatuto de Roma, un tratado internacional creado por iniciativa de la Organización de Naciones Unidas el 17 de julio de 1998. Este tratado entró en vigor el 1 de julio de 2002, tras su ratificación por 60 países. En la actualidad, son más de 120 países los que lo han ratificado, sometiéndose por tanto a su competencia.

Tras la experiencia de los Tribunales Penales Internacionales para Ruanda o la ExYugoslavia, nace un Tribunal con vocación de permanencia. Casi 18 años de vigencia de la Corte han dado lugar a varias condenas y resarcimiento de víctimas, que ven concluidos episodios muy traumáticos de su vida.

 

DELITOS ENJUICIADOS

El artículo 5 del Estatuto de Roma limita la competencia de la Corte a los crímenes más graves, recogiendo entre ellos el crimen de genocidio, los crímenes de lesa humanidad y el crimen de agresión.

El genocidio (artículo 6 del Estatuto de Roma) basa su existencia en la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso. Esta intención se materializa mediante cualquiera de los actos recogidos en sus apartados a) a e): matanza, lesión grave a la integridad física o mental, sometimiento a condiciones que acarreen su destrucción, medidas destinadas a impedir nacimientos así como traslado por la fuerza de niños del grupo.

Los crímenes de lesa humanidad, que algunos autores entienden como el paso previo al genocidio (artículo 7 del Estatuto de Roma) incluyen los ataques generalizados o sistemáticos contra población civil y con conocimiento de dicho ataque. Entre las conductas incluidas, encontramos el asesinato, exterminio, esclavitud, deportación o traslado forzoso, encarcelaciones, torturas, violaciones, persecuciones, desapariciones forzadas o el apartheid, entre otros.

Los crímenes de guerra (artículo 8 del Estatuto de Roma) comprenden las infracciones al Derecho de la Guerra. Así, se incluyen infracciones graves de los Convenios de Ginebra de 12 de agosto de 1949. Engloba tanto los sucesos nacionales como internacionales, para los casos de guerra civil o que engloben a varios países.

Por último, el artículo 8 bis incluye el crimen de agresión. Este castiga los actos realizados por personas que en condiciones de controlar o dirigir la acción política o militar de un Estado, planifica, prepara, inicia o realiza un acto de agresión que viole la Carta de Naciones Unidas. Entre estos actos, encontramos tanto invasiones, bombardeos, bloqueo de puertos, etc.

 

¿CUÁNDO ENTRA EN JUEGO LA CORTE PENAL INTERNACIONAL?

La Corte Penal Internacional tiene competencia para enjuiciar los crímenes cometidos tras la entrada en vigor del Estatuto de Roma (artículo 11, 1 de julio de 2002), cuando ocurran en el territorio de un Estado firmante del Estatuto o el acusado sea nacional de un Estado firmante (artículo 12.2).

Su competencia es subsidiaria. El artículo 17 recoge como causas de inadmisibilidad que la investigación o enjuiciamiento esté en curso, o ya haya concluido por el Estado, o que el asunto no sea de gravedad suficiente, inter alia. No obstante, sí que tendrá competencia cuando el Estado no esté dispuesto a llevar a cabo la investigación o enjuiciamiento, o cuando realmente el Estado no pueda realizarlo.

Así, los casos de cosa juzgada son de amplia relevancia. El artículo 20 del Estatuto de Roma recoge como excepción al procesamiento que el acusado ya haya sido condenado o absuelto por la Corte por los crímenes objeto de investigación, haciéndose extensible ello a pronunciamientos de otros Tribunales. No obstante, sí que procederá el enjuiciamiento cuando se tratase de un juicio cuyo objetivo fuese sustraer al acusado de la responsabilidad penal por crímenes competencia de la Corte, o no haya tenido en cuenta las debidas garantías procesales recogidas en el derecho internacional.

¿QUÉ CASOS HA SENTENCIADO LA CORTE PENAL INTERNACIONAL?

Los principales casos sentenciados por la Corte Penal Internacional son:

  • The Prosecutor v. Jean-Pierre Bemba Gombo
  • The Prosecutor v. Jean-Pierre Bemba Gombo et al.
  • The Prosecutor v. Germain Katanga
  • The Prosecutor v. Thomas Lubanga
  • The Prosecutor v. Bosco Ntaganda

El primero de los casos referenciados es el Caso principal y más famoso de la Corte Penal Internacional, en el que se enjuició al congoleño Jean-Pierre Bemba Gombo como superior jerárquico (es decir, por la actuación de sus tropas) por crímenes de lesa humanidad de asesinato y violación, así como crímenes de guerra de asesinato, violación y saqueo cometidos por las tropas del Mouvement de libération du Congo en República Centroafricana desde octubre de 2002 hasta marzo de 2003. El pasado 8 de junio de 2018, la Sala de Apelaciones de la Corte Penal Internacional, por mayoría, decidió absolverlo, revocando la sentencia condenatoria de primera instancia.

No obstante, Jean-Pierre Bemba Gombo sí que tiene una condena en firme: la que le sentenció por cometer crímenes contra la Administración de Justicia, por influir en el testimonio de hasta 14 testigos. También sería condenado su equipo legal.

En el tercero de los casos encontramos a Germain Katanga, que fue condenado el 7 de marzo de 2014 como partícipe por crímenes de lesa humanidad y de guerra (asesinato, ataque contra población civil, destrucción de propiedad y saqueo) en el asalto a la aldea de Bogoro, en Ituri (República Democrática del Congo), el 24 de febrero de 2003.

En cuanto a Thomas Lubanga Dyilo, fue el primer condenado por la Corte Penal Internacional, siendo condenado el 14 de marzo de 2012 como coautor de los crímenes de guerra de alistamiento, reclutamiento de niños menores de 15 años y su uso en conflictos armados desde septiembre de 2002 hasta agosto de 2003. Nuevamente nos encontramos con otro congoleño, cuyas acciones se circunscriben al mismo conflicto que al de Germain Katanga.

El último de los casos, y más reciente, enjuició al ruandés Bosco Ntaganda por hasta 18 cargos distintos, siendo finalmente condenado a 30 años de cárcel, la pena más alta que ha impuesto la Corte Penal Internacional.

Normativa:

Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, de 17 de julio de 1998, actualizado a la inclusión del crimen de agresión.

Instrumento de Ratificación del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, hecho en Roma el 17 de julio de 1998.

Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.

 

Bibliografía:

SCHABAS, W. A., The International Criminal Court: A Commentary on the Rome Statute, Oxford University Press, Oxford, 2010.

WERLE, G., Tratado de Derecho Penal Internacional, Traducción de María del Mar Díaz Pita, Tirant Lo Blanch, Valencia, 2005.

 

Jurisprudencia:

ICC, The Prosecutor v. Jean-Pierre Bemba Gombo, Judgment on the appeal of Mr Jean-Pierre Bemba Gombo against Trial Chamber III’s “Judgment pursuant to Article 74 of the Statute”, No.: ICC-01/05-01/08 A, 8 June 2018.

ICC, The Prosecutor v. Jean-Pierre Bemba Gombo, Judgment pursuant to Article 74 of the Statute, No.: ICC-01/05-01/08, 21 March 2016.

ICC, The Prosecutor v. Jean-Pierre Bemba Gombo et. Al., Judgment Appeals, No.: ICC-01/05-01/13, 8 March 2018.

ICC, The Prosecutor v. Germain Katanga, Judgment pursuant to article 74 of the Statute, No.: ICC-01/04-01/07, 7 March 2014.

ICC, The Prosecutor v. Thomas Lubanga, Judgment pursuant to Article 74 of the Statute, No.: ICC-01/04-01/06, 14 March 2012.

ICC, The Prosecutor v. Bosco Ntaganda, Sentencing Judgment, No.: ICC-01/04-02/06, 7 November 2019.

 

Imágenes:

Extraídas de la web https://www.icc-cpi.int/, página oficial de la CPI

Dejar respuesta

¡Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí