La evaluación criminológica puede realizarse en múltiples ámbitos, sin embargo, en los asuntos de índole criminal, su aplicación tiene un valor significativo, ya que no solo darán una respuesta inmediata al solicitante, sino que también la criminóloga o criminólogo encargado de realizar estas evaluaciones obtiene información de utilidad para la investigación y aplicación de programas de prevención del delito.

Las evaluaciones criminológicas pueden aportar datos con los cuales, los encargados de impartición de justicia o bien los comisionados de resguardar a las personas privadas de la libertad en algún centro penitenciario podrán tomar decisiones importantes.

Medidas cautelares

Son restricciones o limitaciones temporales de derechos impuestas al imputado en audiencia publica por el juez, estas medidas las puede solicitar el ministerio público o la victima directa u ofendido, sus objetivos son:

  • Asegurar la presencia del imputado en el proceso
  • Garantizar la seguridad de las partes (víctima, ofendido, testigo).
  • Evitar la obstaculización del proceso (Judicial, s.f.)

El articulo 155 del Código Nacional de Procedimientos Penales, expone los tipos de medidas cautelares:

La presentación periódica ante el juez o ante autoridad distinta que aquél designe;

  1. La exhibición de una garantía económica;

III. El embargo de bienes;

  1. La inmovilización de cuentas y demás valores que se encuentren dentro del sistema financiero;
  2. La prohibición de salir sin autorización del país, de la localidad en la cual reside o del ámbito territorial que fije el juez;
  3. El sometimiento al cuidado o vigilancia de una persona o institución determinada o internamiento a institución determinada;

VII. La prohibición de concurrir a determinadas reuniones o acercarse o ciertos lugares;

VIII. La prohibición de convivir, acercarse o comunicarse con determinadas personas, con las víctimas u ofendidos o testigos, siempre que no se afecte el derecho de defensa;

  1. La separación inmediata del domicilio;
  2. La suspensión temporal en el ejercicio del cargo cuando se le atribuye un delito cometido por servidores públicos;
  3. La suspensión temporal en el ejercicio de una determinada actividad profesional o laboral;

XII. La colocación de localizadores electrónicos;

XIII. El resguardo en su propio domicilio con las modalidades que el juez disponga, o

XIV. La prisión preventiva.

Las medidas cautelares no podrán ser usadas como medio para obtener un reconocimiento de culpabilidad o como sanción penal anticipada. (Codigo Nacioanal de Procedimientos Penales )

La solicitud de estas medidas debe estar fundada objetivamente ya que, el juez deberá tener toda la información necesaria sobre el imputado y sin lugar a duda se puede obtener de la evaluación criminológica, cada vez son mas los abogados de la defensa o autoridades ministeriales que se hacen valer de esta importante herramienta, incluyendo al criminólogo en sus equipos, sin embargo, es necesario mencionar que en México apenas se está dando a conocer esta importante labor.

La evaluación criminológica puede auxiliar a ambas partes, tanto a la defensa como a la autoridad ministerial, por ejemplo, un imputado al cual le dieron una medida cautelar de prisión preventiva, el criminólogo con su evaluación puede determinar el arraigo familiar, laboral e inclusive el riesgo social que representa el imputado, y con esta información el juez puede llegar a revocar dicha medida cautelar.

El criminólogo esta capacitado para emitir una opinión profesional, debido a que en dicha evaluación se exploran minuciosamente todos los entornos de la persona estudiada, no es una predicción del comportamiento o una deducción de su actuar, son datos obtenidos objetivamente.

Imagen recuperada de: http://www.ptabogados.com/
Imagen recuperada de: http://www.ptabogados.com/

 

La evaluación criminológica dentro de las instituciones penitenciarias

Como ya se mencionó, una persona puede ser privada de su libertad, por una medida cautelar o bien por una sentencia condenatoria, en este sentido, es indispensable que se realice la evaluación criminológica (criminodiagnóstico).

Linton expone:

El criminodiagnóstico debe ser un documento que sustente científicamente cada enunciado que el criminólogo realiza para explicar el comportamiento de la persona en estudio; debe ser claro y objetivo capaz de auxiliar a las autoridades en la toma de decisiones sobre la impartición y administración de justicia. Como lo señalan algunos autores “El informe criminológico es el instrumento mediante el cual actúan profesionalmente los criminólogos estos manifiestan sus conocimientos técnicos o profesionales por medio de un informe criminológico” citado de Climent, Vincent Y Javier (2012) en   (Linton & Camarena, 2018).

En las instituciones penitenciarias se deben seguir haciendo las evaluaciones criminológicas, no como una forma invasiva (como varias personas han insinuado) sino como un medio de prevención y acción ante su vida en reclusión.

El criminodiagnóstico tiene varias utilidades que no deben ser dejadas de lado, puesto que la evaluación que realiza el criminólogo no la realiza solo, está es una evaluación multiciplinaria donde intervienen otros expertos como lo son el médico, el psicólogo, trabajador social, pedagogo, etc.

Algunos objetivos de la evaluación criminológica en las personas privadas de la libertad son:

  • Clasificación: esta coadyubará al comité a designar el lugar pertinente que tendrá que habitar el sujeto en estudio.
  • Dar a conocer la expansión criminológica del sujeto. Relativo a esta información el comité podrá conocer las particularidades del sujeto, que lo harán susceptible o no a la contaminación carcelaria.
  • Determinar la autoría criminológica, así como el riesgo social (estado peligroso), con las que, entre otros asuntos, se podría justificar medidas extraordinarias de ubicación y socialización de la persona privada de la libertad. Para mayor claridad se expone el siguiente ejemplo:

 

Ingresa a un Centro Federal de Readaptación Social el líder de una célula criminal importante, al realizar la evaluación criminológica, se determina que es un autor intelectual de alto riesgo. Derivado del poder económico y la influencia social que posee para la población penitenciaria de ese lugar; se infiere que, es un sujeto que representa un peligro para la población, trabajadores y la seguridad en general del centro penitenciario; ya que, por las particularidades mencionadas, el sujeto antisocial buscara utilizar nocivamente los medios que posee para su beneficio propio. En este sentido el comité deberá considerar que este sujeto no puede convivir de forma cotidiana con personas que lo admiran y lo respetan, pues pueden llegar a realizar actividades antisociales en su nombre, por lo que se deberá justificar una mayor intervención de seguridad sin que se violenten sus derechos humanos.

El criminodiagnóstico se puede aplicar en diferentes momentos del internamiento, lo recomendable sin duda es que la primera evaluación se realice en el momento en que la persona privada de la libertad ingresa al centro penitenciario (preferentemente dentro de los primeros 30 días), otro momento de evaluación es cuando se solicita un traslado o algún beneficio, e invariablemente tendría que realizarse a personas que están próximas a compurgar su sentencia.

El tema de la evaluación criminológica en las vertientes mencionadas en este articulo es basto, sin embargo, no es la intención limitar los contextos de aplicación de estas evaluaciones, ya que su funcionalidad es importantísima en temas sociales.

Imagen recuperada de lavanguardia.com
Imagen recuperada de lavanguardia.com

 

Bibliografía

Codigo Nacioanal de Procedimientos Penales . (s.f.).

Judicial, P. (s.f.). Medidas Cautelares. Recuperado el 2020, de https://www.poderjudicialcdmx.gob.mx/medidas_cautelares/medidas-cautelares/

Linton, A. L., & Camarena, M. I. (2018). Fundamento y aplicacion del criminodiagnostico en la criminologia clinica. Mexico: Flores Editor.

 

 

Dejar respuesta

¡Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí