La sentencia de Ana Julia Quezada ha sacado de nuevo a la palestra la aptitud de la prisión permanente revisable en España y todo lo que ella engloba. Ana Julia fue condenada por asesinato con alevosía a la pena de prisión permanente revisable, además de lo que solicitaba el Ministerio Fiscal que era una orden de alejamiento de 30 años de los padres del menor y 10 años por los daños psíquicos causados a los mismos.

El Código Penal, antes de su reforma en el año 2015, regulaba el asesinato en los preceptos legales 139 y 140. El artículo 139 regulaba el delito de asesinato, donde debía concurrir la alevosía, el actuar por precio o recompensa o el ensañamiento, mientras que el artículo 140 era un tipo agravado de asesinato que implicaba una pena mayor al concurrir dos o más circunstancias de las reguladas en el artículo 139.

Sin embargo, con la reforma del Código Penal de 2015 introducida por la LO 1/2015, de 30 de marzo, que entró en vigor el 1 de julio de 2015, se realizan diversos cambios. Esta reforma suprime las faltas, limita la responsabilidad penal de las personas jurídicas, introduce el delito por pornografía infantil entre otros, así como introduce un nuevo tipo de pena en los casos de asesinato, la prisión permanente revisable.

Con la introducción de este tipo de pena, el artículo 139 modifica su formulación y añade un nuevo precepto a los ya existentes, que da lugar a la consideración de asesinato cuando se cometa para facilitar la comisión de otro delito. Este mismo recaba el que antes era el artículo 140, imponiendo una pena agravante cuando concurran dos o más circunstancias del 139.1.

Por otro lado, la reforma introduce la pena de prisión permanente revisable en el artículo 140 del Código Penal, cuando tenga lugar el asesinato y concurra alguna de las circunstancias siguientes:

1.ª Que la víctima sea menor de dieciséis años de edad, o se trate de una persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad.

2.ª Que el hecho fuera subsiguiente a un delito contra la libertad sexual que el autor hubiera cometido sobre la víctima.

3.ª Que el delito se hubiera cometido por quien perteneciere a un grupo u organización criminal.

  1. Al reo de asesinato que hubiera sido condenado por la muerte de más de dos personas se le impondrá una pena de prisión permanente revisable. En este caso, será de aplicación lo dispuesto en la letra b) del apartado 1 del artículo 78 bis y en la letra b) del apartado 2 del mismo artículo.

Así pues, se establece la imposición de un tipo cualificado de asesinato para aquellos casos más graves que implican una pena de duración indeterminada. Esta duración está sujeta revisiones que otorga la posibilidad de que el detenido vuelva a estar puesto en libertad, tal y como recoge el artículo 92 del Código Penal tras la reforma.

Esta probabilidad de revisión, implica que aquellas personas que cumplan una serie de requisitos y de tiempo cumplido de condena puedan ser puestos en libertad y, a la inversa, aquellos que no cumplan dichos requisitos se considera que no están capacitados para reinsertarse en la sociedad y por ello seguirán cumpliendo condena para no poner en peligro a la población.

Esta nueva pena ha sido criticada por la ciencia penal española, principalmente, por la vulneración de los principios sobre los que se construye el Derecho penal, recogidos a su vez en la Carta Magna. Encuentran que los principios de reinserción, igualdad, legalidad y humanidad se encuentran separados en el momento de aplicación de esta pena y por ello, defienden la inconstitucionalidad de la misma.

El principio de reinserción defiende que todas las penas deben estar encaminadas a que el reo, una vez cumplida la pena, tenga la posibilidad de reintroducirse en la sociedad y adaptarse a la realidad. Sin embargo, mediante esta pena, la reinserción se ve dificultada puesto que no existe una fecha término de la pena. El fin de la misma queda al arbitro subjetivo de la revisión, si se considera entre los agentes penitenciarios y el juez que se han cumplido los requisitos para llevar a cabo la revisión. Ello implica que el detenido desista o no se encuentre motivado para alcanzar de nuevo la libertad.

Este principio se conjuga con el de humanidad, puesto que por medio de esta pena la dimensión humanitaria que se exige en todo castigo privativo de libertad desaparece. La posibilidad de estar preso de por vida, implica una imposibilidad de reinserción social y con ello la vulneración del derecho a trato humanitario de toda persona, puesto que se le imposibilita la vuelta a la sociedad.

Además, el hecho de no existir una determinación de vigencia de la pena vulnera el principio de legalidad, al mismo tiempo que el de proporcionalidad. Todo ello puede generar problemas respecto a las garantías de: revisión, seguridad jurídica, determinación de la temporalidad no indefinida o determinación judicial.

En lo que respecta al principio de igualdad, los expertos observan que es vulnerado puesto que la misma pena, la prisión permanente revisable, no va a ser cumplida de forma equitativa por todos los condenados a la misma. Un ejemplo es la salud pues quien tenga una mejor estará un mayor tiempo en prisión que aquel reo que no goce de buena salud.

Después de esto, se puede comprobar que esta nueva pena ha sido fruto, desde mi punto de vista, de un trabajo poco reflexionado por parte del legislador. Esta falta de reflexión ante la reforma trascendental del Código Penal, ha puesto de manifiesto el olvido de los principios básicos en los que se sustenta y en consecuencia surgen dudas entre distintos expertos en la materia del tipo de ¿dónde queda el derecho a reeducarse y reinsertarse? ¿y el derecho a ser tratado conforme al principio de humanidad e igualdad? Es cierto que es necesario un endurecimiento de las penas, pero la puesta en práctica de esta nueva da lugar a contradicciones con el propio Código Penal y es por ello que sería necesario una revisión profunda de la misma.

BIBLIOGRAFÍA:

  • Arroyo Zapatero, L.; Berdugo Gómez de la Torre, I. y otros (2016). Curso de Derecho penal. Parte general. Barcelona: Ediciones Experiencia.
  • Cervelló Donderis, V. (2015). Prisión Perpetua Revisable y de Larga Duración, Valencia: Tirant lo Blanch
María Gómez

Dejar respuesta

¡Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí