Tras la experiencia de 5 años trabajando como criminólogo, vamos a reducirlos a una pequeña entrada que muestre lo alentador y lo desesperante de esta profesión en el ejercicio

¿Habéis deseado en algún momento montar vuestro propio despacho?

Está claro que tener una sede física, un nombre y una empresa te abre muchas puertas, sobre todo a entidades públicas, Universidades y particulares para realizar los contratos pertinentes. Si tenéis a gente que valga la pena, que tenga vuestros mismos objetivos y que sea implicada, podéis ir a por ello. Pero en un inicio, se puede hacer sin una infraestructura de este calibre o simplemente colaborando con un despacho ya creado, ¿Cómo?. Pues la respuesta sería teniendo ideas interesantes que puedan tener un efecto inmediato en la sociedad y en el cliente. Si esto es así, la empresa avalará tu idea y ambos saldréis ganando.

¿Qué tiene en contra?, pues tener un alquiler de ese despacho, tener que pagar a un gestor que os lleve todas las cuentas para la realización de contabilidad, registro de impuestos y el IVA. Todo esto es como una pared que se va cerrando, mientras tengas trabajos para investigar, realizar auditorías, tener personas de prácticas, tener reportajes y espacios televisivos y sobre todo mucha demanda de tus propios informes… Todo irá bien.

Pero para ello, no todo es fácil, nosotros hemos tenido que trabajar casi gratis para dar resultados, hemos peleado con otros profesionales para exponer que nuestro trabajo sobrepasa sus funciones y que el resultado es multidisciplinar, integral y operativo. Con el tiempo ya empiezan a conocerte, a tener grandes contactos y clientes que vienen recomendados. Pero, ¿qué pasa cuando hay meses que no se está tan boyante?, es cuando tu verdadero ser busca lo necesario para renacer, es posible pero va produciendo un estado de frustración a lo largo de los años.

Nosotros hemos cambiado los departamentos, encajando en las demandas de la sociedad. Estas demandas son conflictividad juvenil, herramientas de investigación y su resultados (los informes), el asesoramiento y la prevención.

Dichas demandas se materializan de la siguiente forma.

  1. En conflictividad juvenil, que estamos reactualizando el SISTEMA PREVENTIVO, se ha llevado a cabo en Ayuntamientos y centros docentes. En este sistema, logramos implementar un cambio conductual a largo plazo dando una serie de herramientas de conocimientos, habilidades para enfrentarse a las situaciones de conflicto y medidas que deben utilizar en caso de verse involucrados en las siguientes materias ( ), sin olvidar las consecuencias jurídicas, sociales y familiares que suelen producirse tras el conflicto y lo que pasaría en caso de saber resolverlo.

No es una charla al uso, que puede ayudar, aunque sea de manera nimia, es un sistema que tiene una fase de evaluación, una intervención criminológico, una fase de seguimiento y como resultado un documento que da indicaciones al entorno de los menores que han participado en este sistema

  1. Herramientas de investigación, asesoramiento e informes

Espero poder hacer una entrada doble para explicar cómo se debe hacer y qué debemos tener en cuenta, pero mientras, deciros que el modelo perfecto de informe no existe. Tenemos que ajustarlo a lo que nos pida nuestro clientes (puede ser Abogado, particular, entidad…). Si nos centramos en el ámbito jurídico, hemos cambiado los modelos viendo las respuestas de los juzgado a nuestro informe (evita los dictámenes en este foro, ya que la opinión personal o experiencia no tiene mucha repercusión jurídica). Tenemos que basarnos en pruebas objetivas, añadir investigaciones y metodologías revisadas, así como hacer uso de nuestras teorías criminológicas. Todo ello da lugar a una reconstrucción de los hechos, una hipótesis basada en inferencias y unos resultados que dan lugar a una petición de diligencias (o nuevas acciones que deben ser llevadas a cabo por las FFCCSE para que nos dé la información que falta o corroborar nuestras hipótesis).

Si el cliente quiere que hagamos una revisión completa o que le ayudemos con su defensa o peticiones estaríamos hablado de ROL DE ASESOR O FACILITADOR CRIMINOLÓGICO, en caso contrario, que solo nos requiera para un peritaje especializado, hablaríamos de ROL PERITO CRIMINOLÓGICO.

Es importante esta distinción, porque el perito debe estar sujeto a unos estándares que son: la replicabilidad, la lógica (basado en las reglas de la sana crítica a la que están sometidos los jueces), validez de constructo, perspectiva no sesgada, análisis adecuado de los datos, metodología aceptada y objetividad).

Esto no es necesario en el otro rol, ya que el objeto de este es revisar las deficiencias de la parte contraria, de las investigaciones realizadas, de evaluar las pruebas obtenidas y de ponerlas a prueba con las hipótesis del equipo criminológico. Trabajamos en este momento con técnicas de aprendizaje basado en proyectos o problemas, tormenta de ideas, técnicas de grupo nominal, técnica de los sombreros y prueba con investigación propia.

Venderos y confiar en vosotros. Tras el taller de herramientas criminológicas en el ámbito jurídico en el Ilustre Colegio de Abogados, salieron sorprendidos de lo que éramos capaces de hacer y conocemos (dinámicas de participación, regulación penal, operativa policial de investigación, comparación con los estándares recogidos a nivel nacional e internacional, ampliación de estudio de pruebas…. )Siempre cuatros ojos ven mejor que dos, por lo tanto si puede aportar otra visión, nuevas pruebas y una nueva forma de llevar el caso, nos quieren con ellos.

No cabe duda que somos imprescindibles pero como dicen algunos, con dinero, todo es posible y tendremos mayores recursos judicial. Por esto, y para dar a conocer de una vez las funciones de los criminólogos hemos creado la Asociación “+ criminología”, con la finalidad de realizar un dossier de las funciones y cambios legislativos necesarios para que esta figura esté en el ámbito jurídico y todos podamos disfrutar de las garantías que aporta un criminólogo.

  1. La prevención

Este apartado es el hueco de creatividad que debe haceros volar, no tenemos limitación sobre las técnicas, sistemas o proyecto que podáis realizar de prevención.

Buscad las necesidades sociales que necesitéis, sobre los temas que os interesen. Cuando lo logréis buscad a las entidades públicas que requieran de tus ideas para ofrecérselo. Estos proyectos pueden ir relacionados con el análisis de datos y la creación de una aplicación criminológica que da lugar a nuevas políticas de prevención y a un mejor estudio de los datos que podemos obtener sobre un hecho o conflicto.

Dacrim está trabajando en uno que aúna datos de los ciudadanos sobre quejas, hechos delictivos y su estudio (no solo lugar y hora, sino motivación aparente, relación con otros, momento del día e incluso la oportunidad en probabilidades de cometer ese hecho). Este tipo de información sirve para la prevención, sirve para realizar un procedimiento integral cuando entre a nivel judicial y para realizar los informes, evaluaciones y revisiones que se hagan sobre el penado en el ámbito penitenciario.

Os animo a ir realizando proyectos, es algo personal que sabemos puede ser un éxito si se aplicara, por tanto… ¿a qué esperas para ponerlo en marcha?

El criminólogo tiene cabida y tú tienes que ser la persona que lo defienda y lo exija, sea a entidades, Colegios Profesionales… Esta exigencia tiene que ir de la mano del trabajo de investigación, de tu esfuerzo por introducirte en el mundo laboral y sobre todo la capacidad crítica para unirnos en una Asociación o lugar donde tengamos directrices similares para darnos a conocer de la misma forma.

Dejar respuesta

¡Por favor introduce tu comentario!
Por favor introduce tu nombre aquí